Vídeos

Loading...

domingo, 29 de octubre de 2006

MATURANA. Biología del AMOR: Lenguaje y Legitimación.

AMOR: Dominio de aquellas conductas a través de las cuales el otro u otra (u otros) surge como un legitimo otro en convivencia con uno.


Tuve la enorme fortuna de encontrarme con las ideas de Humberto Maturana a partir de nuestras búsquedas entorno al constructivismo y sus implicaciones epistemológicas. El primer contacto se produjo con la lectura de su libro “El árbol del conocimiento” un texto complejo y fabuloso escrito junto a Francisco Varela. El siguiente encuentro fue en unas jornadas en Sevilla: “Construcción de la realidad y psicoterapia”. Le acompañaban, nada más y nada menos que, Heinz Von Foerster y mony Elkaïm. Esta ocasión me pareció, más que iluminadora, deslumbrante y decidí junto a Cristina Valero tomar unos apuntes y pasarlos a los colegas y amigos a modo de inspiración. Entonces escribí una introducción para ese material que incluyo a continuación. Más adelante, esta vez en Barcelona y con la compañía de mi amigo Paco, tambien participamos en un debate sobre la "realidad" al que estaba invitado Maturana, y que con el título de "Familia, investigación y ética" organizó la Societat Catalana de Teràpia Familiar, en esta ocasión compartía cartel con el físico Rolf Tarrach y el divulgador científico Francisco Fernandez Buey:

"Empecemos por el final, o terminemos por el comienzo.
Ponemos estos apuntes en tus manos para que te sirvan de inspiración, de intercambio de ideas, y por que no decirlo, de “conspiración” con otros que compartan el mismo “dominio”.
Nos gustaría tener un recuerdo para todas nuestras familias y especialmente para nuestras madres, generalmente con algo más de sintonía con el ecosistema del que formamos parte.
Tras un largo, pero ameno viaje, recuerdo aquellas piezas de cerámica de “reflejo dorado” en una salida de la autovía, Sevilla nos recibió con su variedad de colores y formas, variedad entre la que convenía hacerse un hueco para aparcar. Paquita, orgullosa representante del Barrio de Triana, nos recibió con toda su variedad de colores y formas, impresionante despliegue de atenciones, historias de cristos gitanos, de amistad, de vírgenes preciosas y de su marido muerto. Desde aquí queremos agradecerle su cariño.
También queremos dar las gracias al Departamento de Psicología Social de la Universidad de Sevilla, y en particular a Ana Guil, que organizaron un acto que nos maravilló por su variedad de colores y formas... y olores. Gracias también a la esforzada traductora, es imposible describir lo que tuvo que hacer para transmitir los discursos con su diversidad de colores y formas... y tonalidades, acentos, énfasis y juegos de palabras. A Pepa y a Roberto, recientemente casados y que ilustraban la “biología del amor” y a los compañeros participantes. Por último a Dolo Carbonero que pasó a WordPerfect el primer borrador de los apresurados apuntes.
Este texto que tenéis o tienes aquí, entre manos, es el resultado final de los apuntes del “Encuentro Interdisciplinar” que tuvo lugar entre H. Von Foerster, H. Maturana y Mony Elkaïm. Cristina Valero y yo, hemos tratado de reinventar, a lo largo de muchas tardes, la experiencia que vivimos juntos en Sevilla. Es como podréis comprobar un texto provisional, como todos, y sugerente y abierto, más que la mayoría. Y esto es lógico ya que se podría definir como: la lectura interpretativa de las notas apresuradas que tomé a vuela pluma de lo que entendí que dijo la traductora, que a su vez dijo lo que creyó entender de lo que ellos dijeron de acuerdo con su historia y en aquel contexto. Y finalmente, pasado a papel.
Esperamos que Amparo Eliz y Paco Buigues, que junto a Cristina y yo mismo conformamos el Equipo de Asesoramiento Familiar y Escolar (E.A.F.E.), así como Antonio Llobregat y otros compañeros, podamos compartir nuestras ideas, emociones y confusiones, ya que este texto pensamos que convendría leerlo con un grupo de conspiradores inspirados que intercambien sus diversas interpretaciones."

Joaquín Devesa. Noviembre de 1996


BIOLOGÍA DEL AMOR
"El amor es la emoción más intensa de todas; es el dominio de las conductas en las cuales el otro surge como legítimo otro en condiciones seguras. No es una virtud, no necesita mayor entendimiento, son las condiciones en las que el otro surge en condiciones seguras de otro, en combinación con uno."
¡Sabias palabras del biólogo chileno Humberto Maturana para hablar del amor enlazado con la democracia, las relaciones laborales y la convivencia en general! En su libro La democracia es una obra de arte, Maturana se refiere a las formas de relación naturales en la vida del ser humano, que hemos matado en una cultura de guerra y discordia.
Nos comenta: "La emoción fundamental que nos dio origen tuvo que haber sido el amor. Pienso que el amor es la noción que funda lo social. Debo aclarar que uso la noción de relaciones sociales de manera restringida, pues pienso que relaciones sociales son solamente aquéllas que se fundan en el amor, es decir aquéllas en las que el otro surge como legítimo otro en la convivencia con uno." Especialmente interesante es lo que dice sobre la vida laboral:
"En las relaciones laborales se darán cuenta que no se usan las palabras amar ni querer para referirse al mundo del trabajo. Si estamos en una fábrica conversando con otra persona, el capataz dice: '¡Basta de socialización, dedíquense a trabajar!'.
Es por esto mismo que se requieren leyes laborales para regular las relaciones de trabajo, precisamente porque no son relaciones sociales, porque no están fundadas en el amor. Las leyes laborales lo que hacen es velar por la legitimidad de cada función en ese lugar". Un poco duro, ¿no? Pienso que las mujeres podríamos crear nuevos espacios de trabajo donde fuera posible hablar de relaciones sociales, además de las laborales, para mantener organizaciones integradas, estables, con personal comprometido no sólo con el trabajo sino con el futuro. Si en las relaciones laborales lográramos esta aceptación del otro como un yo legítimo y supiéramos dialogar, negociar, ceder y apoyar a los demás, ¿cuánto más ganaríamos en rendimiento y satisfacción?
Es cierto también que en el mundo laboral lo que importa son los resultados "contantes y sonantes", pero ¿no estamos sacrificando un espacio humano, vital en nuestra vida, por una eficiencia desconsiderada del desarrollo de las personas?
Si el amor más básico es la aceptación del otro, ¿tan difícil sería comprometernos a generar una cultura de diálogo, respeto, es decir, de amor?




Maturana es el primer científico que desde su hacer como tal explica el amor. En su propuesta, el amor no es una cualidad o un don, sino que como fenómeno relacional biológico, consiste en las conductas o la clase de conductas a través de las cuales el otro, o lo otro, surge como un legítimo otro en la cercanía de la convivencia, en circunstancias en que el otro, o lo otro, puede ser uno mismo. Esto, entendiéndose que la legitimidad del otro se constituye en conductas u operaciones que respetan y aceptan su existencia como es, sin esfuerzo y como un fenómeno del mero convivir. Legitimidad del otro y respeto por él o ella, son dos modos de relación congruentes y complementarios que se implican recíprocamente. El amor es un fenómeno biológico propio del ámbito relacional animal, que en los mamíferos aparece como un aspecto central de la convivencia en la intimidad de la relación materno-infantil en total aceptación corporal. De acuerdo a Maturana, nos enfermamos al vivir un modo de vida que niega sistemáticamente el amor.
Maturana sostiene que el proceso terapéutico es siempre el mismo, cualquiera sea la forma de la psicoterapia, y que se obtiene cuando el terapeuta logra, mediante su interacción con el paciente, guiarlo, conducirlo inconscientemente, en el abandono de la negación sistemática de sí mismo y del otro, y en la recuperación de la biología del amor como la manera o hilo central de su vivir.

(Alfredo Ruiz del Instituto de Terapia Cognitiva)



Humberto Maturana Romesín, es biólogo, y es el primer científico que trata las implicancias de la emoción en la biología humana. Plantea que estas determinan la predisposición a la acción que un ser vivo puede tener. Esto estaría hablando de las influencia de las emociones en la historia humana (cultura).Ej.: Si tengo una emoción de "alegría", tendré predisposición para acciones como bailar, cantar, reir, la aceptación... Si en cambio la emoción que me invade llegara a ser de "ira", posiblemente tenga predisposición para ejecutar acciones relacionadas con la lucha, la pelea, la negación...B.- Aceptación o Negación: Biología del Amor o Dominación y sometimientoLa aceptación funciona como un modelador de emociones, así como la negación. Cuando aceptamos al otro como un legitimo otro en convivencia con uno, estamos funcionando dentro del paradigma de la aceptación, mientras que, en otras circunstancias, al negar al otro como legitimo en convivencia con uno, utilizamos el paradigma de la negación, dominación y sometimiento.La revolucionaria teoría de la Biología del Amor, que Maturana desarrolló, esta fundamentada en estudios amplios y variados acerca de la historia de la biología no solo humana, sino que llega hasta el estudio de las células, el espacio, en fin, las ciencias complejas han aportado en sobremanera.El lenguaje Humano es ahora el que marca la diferencia con respecto a los otros seres vivos. Es la recursividad en el lenguaje, para ser más específico, lo que diferenció definitivamente al ser humano de los demás seres vivos.C.- Multiverso y Paradigma OntologicoEste paradigma plantea al lenguaje como un sistema cerrado, desde el cual no hay acceso al exterior.Asi es como: el lenguaje crea la realidad, no la describe.A esto se lo denomina Paradigma ontologico.Desafiante y extremadamente sofisticada es la visión de este biólogo chileno, que invita a una percepción multiversal de la vida.A continuación, ofrezco dos apartados de un articulo publicado en internet, llamado "Post-Racionalismo" por Alfredo Ruiz, del Instituto de Terapia Cognitiva (INTECO-Santiago de Chile);www.inteco.clEl Multiverso"Si, como señala Maturana, se niega la realidad objetiva independiente del observador y, como lo planteó en su "Ontología del observar", se reconoce al observador como un participante constitutivo de lo que observa, el cambio que aquí se propone es evidentemente radical: el paso de un Universo, es decir, de una realidad objetiva unívoca que es igual para todos, a un Multiverso, en que cada mundo construido por el observador es igualmente válido y único respecto de otros."Paradigma Ontologico"Así la obra de Maturana puede ser caracterizada como un sistema explicativo unitario y ontológico de la vida o de la vivencia. Ontológico, porque ve la experiencia humana desde un punto de vista situado dentro de ella misma y no desde un punto de vista externo o fuera de ella."Este fantastico paradigma, abre puertas infinitas en la interpretación del ser humano de si mismo, y por tanto, de todo lo que podamos percibir... ¿solo percibir?D.- Percepción e Ilusión: DiferenciasEl conocer es un fenómeno biológico, dado que si se interrumpe la biología, no hay conocer.La palabra observador, es separar y señalar o distinguir sobre aquello que se ha separado.Al decir "soy objetivo", lo que digo es que hay algo que se funda con independencia de mi. Por esto, cuando un observador dice "tienes que ser objetivo", lo que dice es "tienes que hacer lo que yo digo", porque lo que yo digo hace referencia a algo independiente de mi. Es el camino explicativo de la "realidad", y establece un modo de relación de exigencia.Maturana plantea que no tenemos la capacidad de distinguir entre lo que es Percepción y lo que es Ilusión.En la experiencia no podemos distinguir entre ilusión y percepción. Solo podemos distinguir entre la percepción (captación de aquello que estaria alli con independencia de uno) e ilusión (estar viviendo algo que, con otro criterio, no es) solo después de haber experienciado la experiencia, no durante.O sea, el resultado esperado o inesperado, es lo que determina si mis creencias estaban basadas en Ilusiones o percepciones.Es la explicación de la experiencia lo que transforma mis expectativas en verdaderas o falsas, aunque la explicación no sea constitutiva de la experiencia, al darse, modifica nuestra interpretación de la experiencia.Asi, somos "moradores del lenguaje", y este es nuestro hogar. Nuestro lenguaje es el todo y la nada. Si nuestras interpretaciones cambian, la "REALIDAD" cambia, ya que no existe más realidad que la que nuestro lenguaje crea...

---Leandro Martín Carvalho--- lenguajeante@starmedia.com

6 comentarios:

  1. maturana, increible
    tuve la oportunidad de cioncoerlo hace algun tiempo atras
    saludos
    italo

    ResponderEliminar
  2. Lo primero que haría, si me encontrara cara a cara con el sr. Maturana, sería preguntarle una duda existencial que tengo acerca de mis "mitocondrias". "¿Por qué una supuesta nieta mía llevaría mis mismas, genuinas, auténticas y únicas mitocondrias y no llevaría mis apellidos?".
    En fin, aparte de esto, no entiendo al sr. Maturana. ¡Qué le vamos a hacer! Mi mente es más de andar por casa. Pido perdón.
    Entiendo el amor "ágape" de los clásicos. "¡claro...eres madre" (me diría un amigo mio -por cierto filósofo,pero mucho más divertido-)Entiendo a san Pablo:
    "...Aunque tenga el don de profecía y conozca todos los misterios y toda la ciencia, y aunque tenga tante fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada."
    Pero al sr. Maturana no lo entiendo. Lo sé, no tengo perdón.
    De todos modos a mí, más que la definición del amor me interesan otros aspectos de él, como su valor curativo.
    Y, en este sentido, quiero compartir con vosotros una cita del profesor Emmet Fox, por cierto, metafísico, pero a él sí lo entiendo. ¡Qué le vamos a hacer!
    "No hay dificultad alguna que suficiente amor no conquiste, ninguna enfermedad que suficiente amor no sane, ninguna puerta que suficiente amor no abra..., ningún muro que suficiente amor no derribe, ningún pecado que suficiente amor no redima. Y si tú pudieras amar lo suficiente, serías el ser más feliz y poderoso del planeta".Desde Madrid con amor.

    ResponderEliminar
  3. La existencia de las personas se puede definir, tambien, en función de su nombre: Nombre, si se me permite la expresión, de pila, y apellidos. Tu pertenencia a una "clase" familiar la marcan tus apellidos. Yo soy Joaquín, Ximet de la Canya y tambien soy Devesa i Carratalá, me precio de ser alguien único y tambien me enorgullezco de ser una persona perteneciente a una familia. Hoy el apellido depende de los padres, aunque sigue pesando la costumbre. Asi que "Desde Madrid con amor" para la poseedora de tus mitocondrias, que no son tuyas sino de una saga familiar que se remonta a la noche de los tiempos; sus apellidos dependen en una primera instancia de lo que acuerden su madre y su padre, más tarde depende de ella (Tu informale de tu deseo, si es que a ello apuntan tus dudas).
    No pidas perdón por no entender al Sr. Maturana, para él y su concepto de amor, es suficiente con que le aceptes y le permitas ser tal como es, asi de enrevesado. Yo tampoco le entiendo pero "ME GUSTA LO QUE DICE".
    El más feliz y poderoso del planeta es mucho tomate, pero, claro metiendose esos ágapes a diario y haciendo tus prácticas de telequinesis nada menos que con MONTAÑAS, asi cualquiera desarrolla superpoderes. Mucho amor y del bueno (del sencillito) y sigamos con estos encuentros en la 2ª fase, mediados pos las dudas y por algunas certezas y con ágapes mientras se pueda.

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches Leandro,
    el día de mañana tendre el honor de conocer por primera vez a Maturana,
    y como sabia a lo que me atenia tuve que navegar en la web para informarme un poco
    sobre lo que me espera, y creeme, nunca imagine que magnitud tendria.

    agradezco tus notas, vitales ahora y que guardare con mucho cariño,
    te felicito, me resumiste en breves minutos algo inmenso, no se de que otra
    forma explicarlo... pero siento, que es unviersal.

    gracias por hacerme vivir la biologia del amor,
    un honor leer tus letras.

    Desde Mexico,
    un cordial saludo!

    Sara

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Saben donde puedo descargar el libro?
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EStimada Erika: Soy Joaquín, o Ximet y me alegro de que te interese este fantástico biólogo que nos define mucho mas allá de la mera fisiología. En educación, en terapia, o para comprender el modo en que incorporamos el conocimiento a nuestras vidas... es fabuloso. es verdad que algo dificil de leer por su lenguaje personal "maturanesco"
      Tiene bastantes cosas editadas y puedes encontrar del mismo modo que esta entrada en esta bitácora:
      http://cajondesastre-ximet.blogspot.com.es
      muchas cosas en la red.
      Es posible que si quieres algo más en concreto o contarme tus intereses e inquietudes podamos intercambiar algo más.
      Joaquín

      Eliminar